Descubre cómo meditar en 10 sencillos pasos

La meditación es una práctica milenaria que consiste en dirigir la atención de la mente únicamente hacia el presente, evitando cualquier pensamiento. Este hecho que parece tan sencillo resulta muy positivo y beneficioso ya que en la actualidad la velocidad de nuestra mente y nuestras acciones no nos permite relajarnos y estar en contacto con aquello que verdaderamente importa. Te mostramos cómo meditar en 10 sencillos pasos a fin de que puedas empezar a relajarte, mejorar tu estrés y disfrutar más de tu vida.

Manos de persona que está meditando


1. Encuentra un espacio adecuado

Es importante que te inicies en la meditación en un espacio en el que puedas sentirte cómodo y tranquilo. Con el tiempo verás que podrás meditar aprovechando cualquier momento y prácticamente en cualquier lugar, pero para iniciarte en la práctica es más sencillo definir el espacio.


2. Esterilla y cojín

Se puede meditar prácticamente en cualquier postura, pero sí es muy importante que tu cuello y columna vertebral se mantengan rectos. Si vas a meditar en el suelo necesitarás una esterilla y posiblemente un cojín. Se trata de unos cojines especiales que sirven para apoyarte correctamente si decides estar sentado. No es imprescindible pero sí recomendado.

Esterilla y y cojín lilas de meditación


3. Ropa cómoda

No debes vestirte de ningún modo en concreto pero sí es importante que lleves ropa cómoda que te permita adquirir la postura que desees y que no te apriete.


4. Empezando con la respiración

La manera más sencilla de iniciarte en la meditación es centrando toda tu atención en como el aire entra y sale de tu cuerpo. Procura únicamente observar tu respiración y cómo tu abdomen y cuerpo se llenan de aire. Este es el primer paso para desconectarte de tus pensamientos y situarte en el momento presente.


5. ¿Qué hago con los pensamientos?

Ten en cuenta que es muy normal que al iniciarte en la meditación no puedas controlar por completo la ausencia de pensamientos. En este punto es muy importante que sepas cómo actuar para hacer tu práctica con éxito: no juzgues tus pensamientos, no reflexiones acerca de ellos y no intentes dejar de pensar, basta con dejar que esos pensamientos tal y como vengan se vayan. Para lograrlo te puede ser útil concebir el pensamiento como una nube, que aparece, transita pero desaparece también.

Nubes blancas sobre cielo azul


6. La meditación de los sonidos

Esta meditación es útil para aquellas personas que se inician en esta práctica ya que es muy sencilla. Únicamente se trata de meditar prestando atención a todos los sonidos, por mínimos que sean, que nos rodean. Aquí lo importante es escuchar sin juicios ni pensamientos, sin darle más importancia a un sonido que a otro, y sobre todo, sin pensar en ello.


7.  El mandala

Mandala verde y azul

El mandala es una estructura que refleja nuestra conexión con el universo. Estos dibujos pueden ayudarte a meditar mejor y estar más pendiente de tu meditación, elije un mandala que te guste y sitúalo frente a ti mientras meditas, podrás utilizarlo como foco de atención.


8. Música de fondo

Otra herramienta que puede ayudarte a que medites con más facilidad es la música. Deberás elegir una música tranquila, que te relaje y te serene, y sobre todo, que te ayude a no pensar.


9.  La constancia como factor clave

Para aprovechar todos los beneficios que ofrece la meditación basta con meditar 8 o 10 minutos diarios, eso sí, es necesario que lo realices de forma diaria, necesitas ser constante.


10. La meditación activa

Persona realizando baile sufí

Si no te sientes cómodo con la práctica tradicional de la meditación has de saber que también se puede meditar de forma activa. Pintar un mandala o la danza son métodos que nos permiten centrar nuestros pensamientos en el aquí y ahora sin necesidad de adormecer nuestro cuerpo.


Categorised in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *