Cómo utilizar la copa menstrual en 10 pasos

La copa menstrual ha sido una revolución para el periodo menstrual de la mujer. Se trata de un sistema completamente respetuoso con nuestro organismo, a diferencia de compresas y tampones no absorbe la sangre sino que la recolecta, evitando cualquier problema relacionado con la destrucción de la flora vaginal.  Además, es completamente sostenible ya que dura aproximadamente de 10 a 15 años. Todo son ventajas con la copa menstrual y aquí te enseñamos cómo aprender a utilizarla en 10 sencillos pasos.

Ombligo de mujer con clavel rojo al lado


1. La copa, siempre de silicona médica

Copa menstrual de color rosa claro

Generalmente las copas que se encuentran en el mercado cumplen todos los parámetros de seguridad, no obstante es importante que leas el material con el que se ha fabricado. Una buena copa menstrual está hecha de silicona médica o quirúrgica, de manera que no existe el riesgo de ningún tipo de reacción.


2. Elige tu talla

La copa menstrual se divide en dos tallas, pequeña y grande, en ocasiones denominadas como A y B. La copa pequeña es para las mujeres que no han dado a luz o bien que han dado a luz por cesárea, en cambio, la copa de tamaño grande está diseñada para aquellas mujeres que han tenido un parto vaginal o que poseen un suelo pélvico débil.


3. Antes de utilizarla por primera vez….

Copa menstrual hirviendo en agua

Antes de utilizar tu copa por primera vez deberás sacarla de su saquito protector y hervirla aproximadamente durante un tiempo que oscile entre los 5 y 8 minutos (el fabricante puede darte indicaciones de tiempo distintas). Después de esta esterilización ya está lista para ser utilizada.


4. Insertar la copa

La copa debe ser introducida vía vaginal, una vez allí se abre y se adhiere a las paredes de tu vagina para poder recolectar sin pérdidas la sangre. Para introducirla debes sentirte completamente cómoda y relajada. Después, enrolla la copa como si se tratara de un tampón e introdúcela hasta el final.

Cómo introducir copa menstrual


5. Retirar la copa

Algunas fuentes sugieren que se debe hacer fuerza con la musculatura pélvica pero esto no es útil. Lo mejor es que te sientas relajada, agarra el extremo inferior de la copa con tus dedos y aprieta como si quisieras cerrar la copa aún estando dentro de ti, después, despacio, sácala y vacía la sangre.


6. Limpieza de la copa durante la menstruación

Cada vez que te retires la copa para vaciar la sangre sólo es necesario que la enjuagues y también puedes utilizar algún jabón íntimo para limpiarla si así lo deseas. Después, puedes volverla a introducir sin problema.


7. Al finalizar el ciclo menstrual….

Cuando tu regla acaba y por tanto no vas a usar la copa hasta el periodo siguiente debes volverla a hervir durante 5-8 minutos aproximadamente. Después puedes guardarla en su funda, y como ya está hervida, cuando vuelva a bajarte la regla, la podrás introducir directamente sin ningún paso previo.


8. ¿Cómo la transporto?

Copas menstruales de diferentes colores

La funda o saquito que acompaña a las copas menstruales suele ser de diseño especial, evitando la acumulación de ácaros y otros gérmenes. Por lo tanto, si vas a viajar o a encontrarte fuera, tu copa puede acompañarte en su funda original.


9. Paciencia

Es normal que en los primeros ciclos te cueste familiarizarte con tu copa, para evitar cualquier pérdida de sangre  mientras aprendes a utilizarla puedes llevar durante los primeros ciclos una compresa de forma simultánea.


10. El baño y el sueño

Mujer en bañera llena de espuma

La copa menstrual es simplemente un sistema recolector de sangre, por este motivo es de gran interés su uso para poderte bañar tranquilamente o ir a la piscina mientras tienes la regla, no la sustituyas por un tampón, ya que es muy nocivo. También puedes dormir con la copa menstrual, pero espera a familiarizarte con su uso y sentirte completamente cómoda.


Categorised in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *