Cómo reducir el peso de una imagen en Photoshop en 10 pasos

Reducir el peso de una imagen en Photoshop

Una imagen poco pesada es lo equivalente a velocidad o carga rápida, un concepto de suma importancia cuando hablamos de páginas web. No tiene sentido subir un archivo muy pesado para acabar viéndolo en miniatura. Reducir el peso de una imagen es muy sencillo con Photoshop, por eso aquí te enseñamos cómo hacerlo siguiendo 10 pasos.

1. Herramientas necesarias

2. Abre la imagen en Photoshop

Archivo > Abrir

3. Comprueba cuantas capas tiene

Si se trata de una imagen que has trabajado previamente con Photoshop, tal vez se te haya olvidado el acoplar todas las capas. A mayor número de capas que tenga una imagen, mayor será el peso. Por lo tanto, vete a Capa > Acoplar imagen si tienes más de una. Esto es fácil de saber mirando el panel de Capas (Ventanas > Capas).

4. Cambiamos a 8 bits

Dirígete a Imagen > Modo y selecciona la opción 8 bits/canal.

5. Reducimos la resolución

Vamos ahora a Imagen > Tamaño de imagen. El siguiente paso es reducir la resolución, por lo que cambiaremos el valor que nos aparezca por defecto a 72 píxeles/pulgada. Esta resolución es la adecuada para las imágenes que van a ser vistas en la web.

6. EXTRA: Cómo reducir la resolución sin reducir el tamaño

Te habrás fijado que al cambiar el valor, si tenías marcada la opción “Restringir proporciones” también ha cambiado el tamaño de tu fotografía. Si no quieres que esto suceda, desactiva esa casilla antes de modificar el valor de la resolución.

7. OPCIONAL: Reducimos el tamaño

En la red, una imagen de 800 px de ancho ya es demasiado grande. Por lo tanto, prueba a reducir tu fotografía (de ser posible) al tamaño que en realidad necesites: 400 px de ancho, 500 px… Para ello: Imagen > Tamaño de imagen.

8. Guardamos para Web y dispositivos

Archivo > Guardar para Web y dispositivos
Ajustes preestablecidos
Utiliza un método de compresión bastante agresivo, por lo que tenemos que decidirnos por una solución u otra en función de en donde va a ser vista esa imagen: si va a ser vista en web, podemos aceptar una imagen muy comprimida que pese muy poco; para papel no.

9. Decidiendo un Ajuste preestablecido

Debemos de fijarnos en aquellos ajustes que nos hablen de formato JPEG o PNG. En total, contamos con 5 opciones diferentes: JPEG alta, JPEG media, JPEG baja, PNG-24 y PNG-8 128 con tramado. Para poder comparar y ver claramente cómo reacciona nuestra imagen ante cada configuración, seleccionaremos la vista de “4 copias”. La primera imagen superior izquierda, es la correspondiente a la que tenemos. La superior derecha sería nuestra imagen con el ajuste JPEG alta. La inferior izquierda, con el JPEG media. Y la inferior derecha, con la JPEG baja.

10. Guardar

Pulsa guardar en la ventana de Ajuste preestablecido una vez lo hayas seleccionado y ¡listo!


Categorised in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *