Cómo prevenir la depresión estacional en 10 pasos

Al llegar el otoño nuestro estado de ánimo se resiente y perdemos gran parte de nuestra motivación. Esto se conoce como depresión estacional o trastorno afectivo estacional. Sucede a consecuencia de diversos factores: en el otoño disminuye la luz solar, los cambios estacionales aumentan el riesgo de sufrir un trastorno emocional, el cuerpo debe adaptarse a cambios en el entorno, las temperaturas bajan… Todo esto hace que no nos sintamos bien y que nos cueste conservar nuestra calidad de vida cuando el tiempo empieza a cambiar. Descubre cómo prevenir la depresión estacional en 10 pasos y disfruta de un otoño lleno de vitalidad.

Depressed-on-a-Bench-1024x579

1- Aprovecha la luz solar

En el otoño cada vez anochece más pronto y la luz del sol es imprescindible para tener un buen estado de ánimo porque nos ayuda a liberar serotonina. Para no perder tu vitalidad es importante que empieces tu jornada laboral o cotidiana lo antes posible, de este modo tu actividad no disminuye y aprovechas las horas de luz que el día sigue ofreciendo.

2- Realiza ejercicio físico

El ejercicio físico modifica de manera positiva el funcionamiento de nuestro cerebro y es imprescindible para sentirse bien. No tiene porque ser un ejercicio intenso,  basta con un ejercicio suave que se practique de forma regular, caminar cada día como mínimo 30 minutos es suficiente. Si lo haces por la mañana esto contribuirá a que tu vitalidad aumente durante todo el día, a la vez que aprovechas mejor la luz del sol.

3- Come de manera saludable

Otra fuente de bienestar y vitalidad es la alimentación. El otoño puede hacer que pasemos más tiempo en casa y que descuidemos nuestra alimentación pues pasamos más tiempo cerca de la nevera. Es imprescindible que comas bien: cereales, huevo, pescado, panes integrales, y sobretodo frutas y verduras. Las frutas y verduras te aportarán vitaminas y te ayudarán a aumentar tus defensas, previniendo así gripes y resfriados.

otoño_2

4- Busca un espacio para desconectar

En el otoño podemos pasar más tiempo en casa si nuestra jornada laboral se acorta o bien porque al anochecer ya no nos apetece hacer ninguna actividad fuera.  Ahora bien, pasar más tiempo en casa no significa desconectar, muchas veces al llegar a casa nos absorben las tareas domésticas y un estado de estrés puede precipitar una depresión estacional. Busca un espacio y momento para desconectar, medita, escucha música o lee, pero asegúrate de encontrar un tiempo para cuidarte.

5- Aumenta tu contacto con la naturaleza

Esto puede sonar a “cuento chino” pero se trata de una realidad. Las personas que viven en núcleos urbanos tienen un mayor riesgo de sufrir trastornos emocionales así como otras enfermedades. Así que al llegar el fin de semana o tu tiempo libre busca un lugar natural en el que pasar un rato agradable.

6- Cambia tu rutina

Durante el verano perdemos prácticamente toda rutina y al llegar el otoño se nos hace muy duro volver a un ritmo más productivo. Por este motivo es importante que cambies tu rutina y que encuentres espacios para salir a hacer alguna actividad, poder hablar con tus allegados o simplemente salir a hacer la compra de una manera relajada.

7- Realiza actividades en familia

Si vives en familia sabrás que con la vuelta al colegio de los más pequeños la carga de trabajo sube. No obstante, vivir en familia te puede ayudar a prevenir una depresión estacional. Busca también espacios comunitarios donde todos juntos podáis hacer alguna actividad. Cuando la climatología lo permita, siempre mejor al aire libre, pero estas actividades también se pueden planificar dentro del hogar.

fotografia-familia-otono-campo-00007-bc32

8- Expresa tus emociones

Es normal que en los días de otoño siempre sintamos que un día no llegamos o no tenemos vitalidad. Expresar a tu círculo más íntimo cómo te sientes no sólo te va a ayudar a que te sientas mejor ese día, sino que va a permitir que tengas una mejor higiene emocional.

9- ¿Necesitas un complemento vitamínico?

Los complementos de vitaminas jamás deben sustituir una alimentación equilibrada. Pero si comes bien y aún así te falta energía quizás lo necesitas. Es mejor que te dejes asesorar por un profesional.

10- Descansa

Dormir de 7 a 8 horas al día es imprescindible para una buena salud y nos ayuda a comer mejor y a estar más en forma para poder realizar ejercicio. Si no descansas tu ánimo puede verse tocado.


Tags: , ,

Categorised in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *