Cómo iniciarse en el yoga en 10 pasos

El yoga es una disciplina milenaria que no deja indiferente a nadie. Sus beneficios son múltiples: aquieta la mente, equilibra mente y cuerpo y aporta fortaleza y flexibilidad a los músculos. No esperes más para iniciarte en esta práctica capaz de cambiar tu vida y tu percepción, te enseñamos cómo iniciarse en el yoga en 10 pasos.

Mujer realizando postura de yoga


1. Acude a alguna clase

Si nunca antes has practicado yoga es muy recomendable que al menos puedas asistir a una clase de prueba. Esto te permitirá tener un instructor que pueda corregir la postura de tu cuerpo y te dará una base suficiente para empezar a practicar yoga en tu hogar. Debes aprender a reconocer tus limitaciones, nunca fuerces tu cuerpo, especialmente si sientes dolor o molestias.


2. Necesitas una esterilla

Necesitas una esterilla firme dónde poderte apoyar, es importante que sea una esterilla y no una manta, ya que la manta podría resbalar y hacerte perder el equilibrio dependiendo de la postura o asana.

Esterilla de yoga color turquesa


3. En yoga se respira por la nariz

Durante la sesión de yoga debes respirar únicamente por la nariz, tanto inhalando como exhalando el aire. Las inhalaciones se dan con los movimientos que van hacia arriba o que son de expansión, en cambio, las exhalaciones se producen con los movimientos que van hacia abajo y que son de contracción.


4. La flor de loto

La siguiente imagen ilustra una postura básica ideal para la meditación, llamada la flor de loto. Si al principio no puedes colocar los pies de manera exacta, puedes optar por la postura fácil. La postura fácil es una variación de la flor de loto dónde los pies no tienen que quedar por encima de los muslos y se puede optar por una posición más cómoda.

Mujer en postura flor de loto


5. El perro, una asana idónea para empezar

La postura del perro permite estirar, brazos, piernas y columna vertebral por lo que se recomienda que sea una de las asanas con las que empezar la sesión de yoga.

Pareja realizando yoga, postura del perro


6. La cobra

La cobra es una postura que permite estirar toda la musculatura abdominal y torso. Tal y como se muestra en la imagen, es importante que el empeine de los pies toque al suelo.

Mujer en postura de la cobra, yoga


7. Postura del gato

Se trata de una asana excepcional para estirar y experimentar las dos curvaturas de la columna vertebral. Recuerda: cuando tienes la cabeza hacia arriba inhalas, y cuando la bajas, exhalas.

Yoga, mujer realizando asana del gato


8. Postura del cachorro

Si te resulta más fácil, también puedes practicarla con los brazos al lado del cuerpo y apoyados en el suelo. Esta asana permite estirar la columna vertebral y los hombros. Además, si eres mujer y padeces dolores menstruales, la postura del cachorro puede aliviar tu malestar.

Mujer en postura del cahorro, yoga


9. El árbol

Un árbol siempre se encuentra en equilibrio, estable y de pie. Es este estado el que se busca con la siguiente postura, resulta ideal para trabajar tu equilibrio.

Mujer en postura del árbol, yoga


10. Relajación

Al acabar la sesión de yoga es imprescindible que realices una relajación final de 5 o 10 minutos. Túmbate en la esterilla, céntrate en tu respiración y relaja todos los grupos musculares. Para acabar la sesión realiza pequeños movimientos hasta que vuelvas a encontrarte en condiciones óptimas para finalizar e incorporarte.


Categorised in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *