Cómo hacer un mousse de limón en 10 pasos

Como ya todos sabemos, un mousse de limón es cómo un batido de limón pero siendo los mousse un poco más espesos que el batido. Esta receta es muy fácil de hacer porque con nuestros 10 simples y maravillosos pasos no es nada difícil. Prestad atención para hacerlo:

Mousse de limón


1. Ingredientes


2 Comprar los ingredientes para realizar el mousse

Para hacer este mousse de limón obviamente vamos a necesitar limones o limas. Si usamos las limas tendremos que utilizar 6 ó 7 debido a su pequeño tamaño, sin embargo si usamos limones tendrán que ser 3. Si no sabéis lo que es la leche evaporada, tendréis que preguntar en el supermercado, suele estar metido en un bote como si fueran anchoas.


3 Exprimir los limones o limas

Una vez que ya tenemos todos los ingredientes dejaremos el resto de los ingredientes a parte y cogeremos sólo los limones o las limas que hayamos comprado. Esto lo exprimiremos en el exprimidor, pero en el caso de que se nos haya estropeado, cogeremos un tenedor lo pincharemos en la mitad del limón, apretaremos y el zumo que caiga lo echaremos en un vaso.


4. Batir

En este momento cogeremos la batidora y batiremos a la velocidad máxima, ahora en el vaso de la batidora, echaremos el yogur, el zumo que habíamos exprimido antes de los limones y batiremos todo esto con el azúcar incluido, durante cinco largos minutos.

Batiendo el mousse de limón


5. Añadir la leche evaporada

Después de que hayamos removido todo nos toca echar la leche evaporada. Tendremos que seguir batiendo hasta que se queda cuajado. (Cuajar es que algo que está liquido se haga un poco más sólido, que es lo mismo que decir que está cómo una masa).


6. Trucos para que se quede sólido

Poco a poco iremos viendo cómo se va quedando sólido, un truco para controlar que se quede un poco más sólido cogeremos una cuchara y la meteremos en la masa y la sacaremos, así comprobamos que esta un poco menos liquido.

Mousse de limón en copa


7. Procurar que no queden grumos

Después de haber explicado el paso anterior y después de haberlo aplicado, tendremos que evitar que queden grumos en la “masa”, porque si no luego el mousse se quedará con burbujas y no quedaría muy bien. Para esto tendremos que removerlo un buen rato y después de esto si siguen los grumos no pasa nada si son pocos.


8. Echar el batido

A continuación, tendremos que echar el batido que acabamos de hacer en un cuenco de cristal, si el cuenco es pequeño lo tendremos que echar en varios de ellos, es mucho más recomendable que uséis uno grande para que os quepa mejor el mousse que por cierto ya está casi terminado.


9. La presentación

Puedes presentar el mousse en el cuenco anterior o en copas de diversos tamaños. Para adornar, puedes utilizar rodajas de limón cortadas muy finas. La mejor opción es ponerlo en copas porque así da un toque más elegante, sin embargo si lo  ponemos en el cuenco queda un poco cómo descuidado.


10. Pero, si te decides por el cuenco…

En este último paso el protagonista es el cuenco, si os decidís por el cuenco finalmente, un truco para adornarlo es: puedes espolvorear encima del mousse con un poquito de canela en polvo, (si no tenéis canela en polvo, y tenéis canela sin moler la tendréis que moler) procurando que quede bien repartida.


Categorised in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *