Cómo hacer pollo rebozado en 10 pasos

Seguimos con las recetas más sencillas y necesarias para todo cocinillas que comience su andadura, pollo rebozado o pollo empanado.  Resulta una receta muy muy versátil, lo puedes dejar hecho, lo puedes dejar listo sólo para freír, etc.

A mi me trae muchos recuerdos, mis excursiones escolares olían a la hora de comer a tortilla de patatas y pollo rebozado, que rico estaba. Y es que da igual caliente que frio, se puede comer de ambas formas.

Como siempre puede resultar difícil para un absoluto novato en la cocina pues, como casi todo, tiene sus trucos. Pero no os preocupéis, aquí estoy yo para que no haya nada que os haga desistir.

Venga, nos ponemos???

1.  Ingredientes

2. Utensilios necesarios

3. Prepara las pechugas

Lo primero que tenemos que hacer es poner la sal que queramos en las pechugas. También se les puede añadir pimienta (si la van a comer niños no).

Otra opción es marinarlo (veremos tipos de marinados más adelante, pero para que os hagáis una idea es poner el pollo en un líquido, como aceite, vinagre etc. y una hierba aromática y dejarlo un mínimo de 1 hora, ablandaremos la carne y le daremos un sabor especial).

4. Pasar por harina

Ponemos harina en un plato liso (abundante harina), y pondremos el pollo, lo embadurnamos bien y lo sacudimos para retirar el exceso que se haya quedado pegado.

Este paso es necesario para que el huevo quede bien enganchado, aunque hay gente que se lo salta, considero que queda un rebozado mucho mejor haciendo este paso previo.

5. Pasar por huevo

En primer lugar batimos el huevo con un tenedor en un plato hondo. Una vez batido pasaremos el pollo que teníamos enharinado por el huevo.

Aprovecho que estamos hablando de huevos para deciros una cosa importante, os recomiendo cascar los huevos fuera del plato en el que los vayamos a batir. La salmonella (enfermedad que puede provocar la ingesta de huevos crudos en mal estado), se encuentra principalmente en la cascara (que no exclusivamente), partiéndola fuera disminuiremos el riesgo. Todo y que al cocinarlos acabaremos con ella, pero no está de más extremar precauciones.

6. Pasar por pan rallado

Una vez hemos pasado el huevo por huevo ya podemos ponerlo en pan rallado. Actuaremos igual que hicimos con la harina, ponemos el pan rallado en un plato y pondremos el filete encima y le pondremos pan rallado por ambos lados.

Lo ideal es tener los tres platos (harina, huevo y pan rallado) seguidos y hacer todo el proceso seguido con cada uno de los filetes.

7. Poner aceite en una sartén

Como hemos dicho utilizaremos una sartén mediana, en ella pondremos abundante aceite (como medio centímetro de altura o algo más).

8. Freír el pollo

Ponemos la sartén al fuego medio, hasta que el aceite esté muy caliente (este punto es clave si queremos que el rebozado sea crujiente), nunca pongáis los filetes sin que el aceite esté en este punto, aquí es donde radica el éxito o el fracaso de esta receta.

Cuando este muy caliente pondremos las pechugas, dejaremos que quede dorado oscuro por un lado y le daremos la vuelta para que coja el mismo tono por el otro lado.

9. Escurrir en papel de cocina

En un plato ponemos 2 o 3 hojas de papel absorbente, y cuando sacamos el pollo del aceite lo ponemos allí para que absorba la mayor cantidad de aceite posible.

Ahora ya lo tenéis listo para comer, lo podéis comer así calentito o dejarlo enfriar, incluso en un par de días está perfecto.

10. Algunos trucos


Tags: , ,

Categorised in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *