Cómo hacer pavo en salsa de almendras en 10 pasos

 

Hoy miraba el calendario y con asombro he podido comprobar que el tiempo pasa rápidamente y se nos echan encima las fiestas navideñas así que hay que ponerse en materia cuanto antes. Hay que comenzar a pensar en regalos, comidas de empresa y como no, las reuniones familiares y los menús que vamos a preparar. Pero no os asusteis que mi propuesta de hoy es un plato con el que quedareis como auténticos maestros de cocina y aparte lograr que sea una comida sabrosa y ligera; si habeis leido bien, porque se puede comer bien sin tener que sacrificar el gusto.

Uno de los ingredientes estrella en la mayoría de las dietas es el pavo así que os propongo un rico primer plato. ¿Qué os podría explicar sobre el pavo? Una carne que tiene unas estupendas cualidades nutritivas, proteínas y pocas grasas así que podríamos equipararlo a pescados tales como el lenguado o la merluza y muy importante; pobre en colesterol.

pavo-almendra


 1. Los ingredientes


  2. Los utensilios


 3. Salpimentaremos las supremas

Coger las supremas de pavo y añadirle la sal y la pimienta. Mientras, en el fuego tendremos la cazuela de barro con 4 o 5 cucharadas soperas de aceite de oliva (sabor suave) y cuando éste ya veas que está caliente (truco: echa un amiga de pan y si comienza a freirse es que el aceite está listo), pon la carne hasta que esté dorada (4 minutos aproximadamente) y luego retira y lo dejas a un lado.

entre-ollas-y-sartenes1


 4. Picando las cebollas

Trocearemos y picaremos las cebollas y las rehogaremos en el mismo aceite donde hemos hecho el pavo durante unos 10 minutos a fuego medio hasta que veamos que la cebolla se queda casi que no la veais. Se le añaden los ajos picados en trozos muy pequeños y se sigue sofriendo unos 3 minutos más.


 5. Aromatizando el guiso

Con una hoja de laurel aportaremos aroma al guiso y, a continuación, le iremos añadiendo la harina poco a poco y sin dejar de remover para que no se formen grumos (pequeñas bolitas). Con una cuchara de madera lo haremos haciendo y, finalmente, le volcaremos el vino blanco. Dejaremos cocer unos 5 minutos más.


  6. Pondremos el pavo en la cazuela

Cogeremos el pavo hecho anteriormente y lo pondremos en la cazuela. Lo regamos con el caldo de ave, lo tapamos y dejamos cocer a fuego lento durante aproximadamente un cuarto de hora.


 7. Picando el azafrán

En un mortero echaremos unas 8 o 10 hebras de azafrán junto a las almendras y las 2 yemas de huevo. Iremos machacando hasta lograr una pasta homogénea.  Si os preguntais por las claras las podreis reservar un par de días en la nevera y usarlas en otro plato, por ejemplo para hacer un merengue.


 8. Cocinando el pavo

Incorporaremos la pasta anterior a la cazuela y seguiremos cociendo unos 10 minutos más, removiendo de tanto en tanto hasta que veais que la salsa ha espesado. Entonces ya podremos servir.

???????????????????????????????


 9. Sirviendo el plato

A la hora de disponer el plato y que quede curioso, una de las sugerencias sería: colocar una ración de suprema de pavo, echarle la salsa por encima y para decorar alguna almendra. A modo de guarnición unos champiñones o unas zanahorias.


 10. El truco final

Si envuelves el azafrán en papel de aluminio y lo pones cerca del fuego hará que desprenda su aroma y sabor más intensos cuando lo tengas que añadir al mortero y juntarlo con el resto de ingredientes.


Categorised in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *