Cómo hacer empanadillas de atún en 10 pasos

Hoy os voy a presentar un plato que es muy agradecido y apropiado para un aperitivo o acompañando a alguna cosita más, las empanadillas de atún. Fácil y económico y de un sabor muy apetecible. El porqué del atún es fácil de explicar. La abundancia de yodo que se puede encontrar en el atún, es beneficiosa para nuestro metabolismo, regulando nuestro nivel de energía y además ayuda a cuidarnos por dentro, regulando nuestro colesterol. También colabora a procesar los hidratos de carbono, fortalecer el cabello, la piel y las uñas. El alto contenido de vitamina B3 del atún, hace que sea un alimento beneficioso para el sistema circulatorio. Este pescado es recomendable para combatir enfermedades como la diabetes y la artritis.


2743-Empanadillas-atun500x500


1. Ingredientes (para 12)


 2. Utensilios


 3. Preparamos los huevos

Antes de mezclar todos los ingredientes pondremos los huevos a hervir en abundante agua con sal durante unos 15 minutos y dejaremos enfriar. Después los pelaremos y los picaremos a trocitos muy pequeños.


4. Hacemos el relleno

En un bol pondremos el tomate triturado, los huevos picados y las dos latas de atún. Añadiremos la sal y la pimienta junto con las aceitunas también picaditas y removeremos hasta lograr una pasta perfecta para el relleno de las empanadillas. Reservaremos para luego.


5. Rellenamos las empanadillas

Abriremos el paquete de las obleas o masa de empanadillas y las colocaremos encima de una mesa o del mármol de la cocina. En el centro de cada una de ellas pondremos una cucharada sopera del relleno anteriormente hecho.


6. Cerramos las empanadillas

Una vez rellenadas todas las bases las doblaremos y con un tenedor las cerraremos suavemente sin apretar mucho hasta dejarles la marca característica de las empanadillas.

empanadillasDulces3


7. Listas para freir

Batiremos un huevo y con un pincel pintaremos las empanadillas. Mientras, en una sartén tendremos abundante aceite de oliva y cuando esté caliente las iremos echando de una en una sin quemarnos. Les daremos vuelta y vuelta hasta que tengan el color dorado.


8. Absorbemos el aceite sobrante

En un plato tendremos dispuesto un papel de cocina para ir depositando las empanadillas para que suelten todo el aceite sobrante de la fritura y que queden totalmente crujientes.

frituras02


9. Listas para servir

Como he comentado al principio del post, podeis servirlas como un aperitivo o acompañadas de una ensalada. Eso si, vosotros elegís si las preferís calientes o frías. Son un plato que se puede comer de cualquier manera sin perder su sabor.


10. Una sugerencia

El relleno clásico del atún con el tomate y el huevo puede ser sustituido por lo que a vosotros más os apetezca. Unos chmpiñones, unas espinacas con piñones, se pueden hacer de tantas cosas, sólo hay que echarle un poco de imaginación.


Categorised in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *