Cómo hacer croquetas en 10 pasos

 

En el anterior post os expliqué de cómo hacer un sencillo pero rico plato de caldo y hoy vamos a aprovechar los restos de ese caldo y a preparar unas deliciosas croquetas en unos pocos pasos. En los tiempo que vivimos hay que volver a las antiguas tradiciones de nuestras abuelas y a saber aprovechar la comida al máximo. En la cocina hay que aprender a reciclar y a usar todas las posibilidades.

Croquetas-de-restos

 1. Ingredientes


 2. Utensilios


 3. Desmenuzamos los restos del caldo

Cogeremos los restos del caldo que ya teníamos reservados y los iremos desmenuzando. Sobretodo poner atención que no nos queden huesos en medio. Sacaremos la carne del pollo, del muslo del pavo, de los huesos de ternera y del jamón.


4. Agrega unos piñones a la carne

Una vez ya desmenuzada la carne nos pondremos a preparar la bechamel con la que ligaremos las croquetas. Pero antes, si quereis añadirle alguna cosa a la carne estais a tiempo, me refiero a unos piñones por ejemplo, que le pueden aportar mucho más sabor.


5- Los ingredientes de la bechamel

Este es un punto delicado en esta receta y voy a explicaros con detalle cómo hacer una buena bechamel que es donde radicará el éxito de vuestras croquetas. Tened a mano los ingredientes; cebolla, leche, harina y la pizca de nuez moscada pues todo lo usareis.


6. Preparando la bechamel

En una sartén pondremos un par de cucharadas de aceite y echaremos la cebolla rallada. Cuando la cebolla esté casi transparente iremos poniendo la leche y la harina sin dejar de remover para que no coja grumos. Sobretodo y muy importante, no dejar de mover.

DSC_0549

7. Ligando la salsa

Una vez veamos que la salsa está ligada, la rectificaremos con sal y pimienta. Un toque que le da un sabor especial es añadirle un puntito de nuez moscada que le aportará otro matíz diferente.


8. Incorporamos la carne a la bechamel

Ya tenemos la bechamel lista así que le incorporamos la carne desmenuzada y removemos todo para que se integren bien los dos elementos. Si se ha formado una pasta homogénea es que es el momento de dejar reposar y que la base de las croquetas coja consistencia. El reposo de esta masa es ideal que sea de unas 24 horas tapadas con un trapo de algodón en la nevera.


9. Empanando las croquetas

Pasadas 24 horas las sacaremos de la nevera y las dejaremos a temperatura ambiente. Mientras batiremos los huevos y pondremos en un plato el pan rallado. Comenzaremos a hacer las porciones para las croquetas y las pasaremos a rebozar con el huevo y el pan.

IMG_8393

 10. A freir y servir

En una sartén pondremos a calentar el aceite y echaremos las croquetas para freirlas hasta que queden doradas y crujientes. Tener preparado un plato con papel de cocina para ir poniéndolas y que dejen el aceite impregnado en dicho papel. Ya estarán listas para servir.


Categorised in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *